¿Quién fue primero: el huevo o la gallina?

Según una investigación conjunta, científicos de Sheffield y Warwick han resuelto el misterio de quien fue primero: ¿el huevo o la gallina?, con una súper computadora llamada HÉCTOR.

Simulando el proceso de biomineralización, que es la producción de minerales o materiales sólidos dentro de los organismos, llegaron a la conclusión que debido a que la cascara de huevo contiene una proteína que llamada ovocledidín, que solo se encuentra en los ovarios de la gallina, la gallina fue primero.

Esta teoría es contradictoria a la que se dió en 2006 por un filósofo avicultor y un científico, quienes explicaron que el material genético no se transforma durante la vida animal, por lo que el ave habría existido primero como embrión.

Quizás en un tiempo los investigadores puedan revelar resultados más contundentes para al fin descifrar con certeza un dilema tan interesante. Tomado de http://www.mimorelia.com/noticias/53292

Cubanos de Bayamo: fotos de Roberto Salas Merino

La cotidianeidad de Bayamo cautivó al reconocido fotógrafo. Aquí realizó instantáneas para su Ensayo visual “Así son los cubanos”. Me impresionaron las imágenes captadas por ese artista del lente; tuve la oportunidad de verlas en su cámara. Les aseguro son todo arte. En su momento disfrutaremos de esas obras. De momento les dejo con esta nota. 

 por Yunior García Ginarte 
fotos. Trabajadores y La Jiribilla.
Barberos. Familias retratadas al estilo tradicional. Cocheros. Conductores de Bicitaxis. Instantáneas de “cubanos de Bayamo” captadas por el reconocido fotógrafo Roberto Salas Merino (Nueva York 1940).
Aún en cámara digital, las imágenes atrapadas en la ciudad Monumento Nacional son continuación del ensayo fotográfico “Así son los Cubanos”, iniciado en 2008, en el cual recopila expresiones de hombres y mujeres comunes de la isla de Cuba. 
“Salgo con el equipo para la calle, monto un set y retrato a todo aquel que pase por el lugar y quiera hacerse la foto”, explicó durante un encuentro con miembros de la Asociación de Fotógrafos de Bayamo. 
Narró que había hecho retratos, pero que esta forma de trabajo nunca la había experimentado.
Las fotos -sin título expreso- son realizadas con una tela de fondo para evitar que el entorno neutralice la expresividad de los rostros y gestos de los fotografiados, representativos del más variado mosaico cultural, étnico y estratos sociales. 
Según anunció el propio artista estas impresiones serán exhibidas por primera vez en una exposición prevista para la ciudad de Bayamo, como regalo por el Fundación de la Villa cubana, acontecido el 5 de noviembre de 1513. 
Como resultado de una primera etapa del proyecto, quedaron registradas más 90 obras, muchas de las cuales fueron expuestas en las provincias de Matanzas, Pinar del Río, Ciudad de la Habana y Holguín.
Los retratos espontáneos a cubanos se han realizado en múltiples ocasiones, aunque la propuesta de “Salas” no tiene antecedentes conocidos dijo a Radio Bayamo Digital Lourdes Magdalena Socarras Ferrer, directora de la Fototeca de Cuba. 
Salas, en diálogo con los fotógrafos locales destacó que existe un alza en el movimiento fotográfico cubano, dentro del cual se figuran jóvenes egresados de las escuelas de arte que trabajan fotografía conceptual y documental. 
Al referirse a la polémica entre fotografía digital y analógica, dijo que prefiere la definición de fotografía seca y húmeda. En este sentido aseguró que la calidad depende más del alma del artista que de la tecnología.
Pareja y hoja. (Roberto Salas)
Este fotógrafo es reconocido por registrar la cotidianidad. Durante la década de 1990 experimentó la manipulación de imágenes con hojas de la naturaleza; se destaca: Tabaco: visiones sobre una leyenda, donde emplea el desnudo con superposición de imágenes de la hoja del tabaco.(Lea valoración crítica sobre esta etapa aquí )
 Sus obras se han expuesto en más de veinticinco salas de arte de las principales ciudades de Asia, África, Europa y América. 
Estudió fotografía con su padre, el gran maestro cubano Osvaldo Salas. En agosto de 1957 publicó su primer trabajo en la revista Life: la bandera del movimiento 26 de julio en la Estatua de la Libertad de New York, la fotografía más famosa realizada fuera de Cuba durante la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista. 

En 1959 se radicó en La Habana. Desde entonces trabajó como fotorreportero en los medios de prensa revolucionarios. Fue corresponsal en las Naciones Unidas y fundador de la Agencia Prensa Latina en la Oficina de New York. También corresponsal de guerra en Viet Nam.

¿Se derrumba o se salva?

por Yunior García Ginarte
fotos. Danny Agil

Bayamo, Cuba. 2010. Al transitar por el centro histórico urbano se impone a la mirada, casi escondido, un misterioso edificio. Traspaso su umbral. En él, restos arqueológicos del convento de San Francisco, construido en el siglo XVI ¡en peligro de quedar sepultado!

Este edificio, conocido como “escuela de la Monjas”, hoy escuela primaria Manuel Ascunce (clausurada) no es aquella construcción colonial. Fue ocupando otros espacios y adquiriendo nuevos usos entre los pobladores de la segunda villa cubana, capital actual de la oriental provincia de Granma.

Al margen de pasillos intrigantes, sótanos fríos, historias de brujas y tesoros, o aquella lápida funeraria justo en sus paredes, la singularidad está dada además, por la fachada ecléctica y colonial en forma de “C” planimétrica, ubicada en tres calles.

Accedo por una amplia puerta. Los muros de su entrada y fachada miden un metro 20 centímetros de espesor: una huella colonial muy sólida que quiere permanecer pese al desgaste de sus cimientos por las crecidas del río aledaño.
  

Veáse el espesor de esta pared. Según las investigaciones preliminares este muro es original del Siglo XVI.

Una valuación preliminar indica que de continuar la erosión del terreno es inminente el desplome del inmueble, marcado por grietas pasantes en paredes, pisos hundidos y la inclinación total del edificio hacia la margen del río.

“Se necesita un diagnóstico objetivo de los valores que queremos recuperar y de los recursos necesarios para detener el hundimiento del terreno” dice el ingeniero civil Nosbel Rafael Domínguez Borja, quien elabora un proyecto de intervención patrimonial.

El especialista del Centro Provincial de Patrimonio Cultural (CPPC) asegura categórico: “lo primero es detener el avance de la cárcava realizada por las aguas. ¿Pero cuanto se necesita para ello? Aún no se sabe, asevera, trabajamos en ello”.

En la foto la lápida original de la tumba Isabel, sobrina de Don Diego Velázquez. Según el arqueólogo José Manuel Yero, fue colocada aquí posteriormente.

RESTAURACIÓN CON TÉCNICAS ANTIGUAS. UNA SOLUCIÓN

Interesada en devolver esplendor a ese inmueble, la dirección de Patrimonio en la provincia, capacita arqueólogos, ingenieros civiles, arquitectos e historiadores para la futura restauración del inmueble, aún no definida.

Así se incluyó a esta construcción como objeto de estudio en un Curso de Restauración Patrimonial con técnicas y sistemas tradicionales impartido por profesores de la Universidad Autónoma de México (UNAM).

Se utilizan estos métodos para disminuir costos pues “los nuevos materiales de conservación son muy caros y contaminantes”, afirma el arquitecto Vicente Alejando Ortega Cedillo, fundador hace 20 años del proyecto TAPI de la división de Ciencias y Artes para el Diseño de la UNAM.

“Estas técnicas, agrega, las hemos trasladado hasta aquí para realizar las primeras investigaciones sobre fórmulas, combinaciones de granulometría de arenas con sábila y cal, en lugar de utilizar un aditivo costoso”.

Estas mezclas sirven para pegar tabiques, bloques para hacer aplanados de pared, resanes y también para la impermeabilización de cubiertas, o sea que se pueden utilizar en una parte de la restauración.

¡URGENCIA!

Otra de las labores urgenes es ubicar los retos de una antigua capilla del convento-iglesia. De ahí que profesores junto a sus alumnos, especialistas del CPPC, realizan excavaciones en la porción que se supone sea las ruinas del Convento de San Francisco. 
Las grietas pasantes en paredes son uno de los riesgos más  visibles del deterioro

“Se insertó el local dentro del programa del curso porque tenemos interés arqueológico como paso inicial de una investigación más profunda”, reconoce José Manuel Yero Masdeu, del Gabinete Arqueológico Provincial.

Aunque con fines docentes, las calas a un metro de profundidad por uno de ancho buscan la cimentación original de gran importancia para la propuesta de restauración, que debe estar lista al concluir el curso.

Pretendemos dejar definida historia y la ubicación precisa del convento, pues incluso la descripción que ofrece el Obispo Morell de Santa Cruz en 1747 es inexacta, advierte.

Solo conocemos que entre 1582 y 1587 se le anexó un templo a Nuestra Señora de los Ángeles y entre 1783 1804 se le añadieron diferentes capillas y altares, pero el 12 de enero de 1869 Bayamo fue quemado y se asume que fueron acabados por las llamas, precisa.

Este inmueble fue cuartel militar (1872) y pequeño colegio (1914-1919). En los inicios de siglo XX se edificó el colegio “Madre del Divino Pastor” (hoy escuela pública cerrada), capilla y un convento republicano, actual escuela Conrado Milanés.

Se supone que entre el actual patio y el acceso principal de la escuela estuvo la iglesia y convento coloniales. En el trabajo inicial, se encontraron vestigios de arcos, bóvedas y paredes originales, más los muros agregados que van dado la forma de cómo estaba el edificio replanteado originalmente.

El mexicano Noe de Jesús Trujillo Hernández, actual coordinador del proyecto TAPI en Cuba aseguró que se comprobó la existencia de una primera capilla y la capilla principal que ocupa parte del acceso principal del exconvento.

Pero es obvio que para mantener esto hay que evitar el hundimiento por el curso natural del cauce del río. Este experto pondera la idea “de separar en dos al edificio para que en momento dado, si se colapsa el más cercano al río, no se lleve la parte que está en mejor estado”.

UN PASO DE AVANCE

El interés, según el ingeniero civil Nosdel, es recuperar el inmueble tal y como está la parte construida en la primera del siglo XX y desde el punto de vista museográfico exponer los restos de la parte colonial.

La actual capilla (siglo XX), hoy Centro de Información y Documentación de Educación tiene una excelente acústica y distribución con espacios para coros, “ideal para sala de conciertos para grupos de pequeños formatos”, dice este especialista de patrimonio.

Darle ese uso es uno de sus sueños del especialista en patrimonio. Para él lo ideal sería integrar toda el área en una plaza cultural que devuelva vitalidad al edificio.

Solo queda que el paso del tiempo, las restricciones económicas y las condiciones geográficas adversas no sepulten este vestigio del pasado que puede contribuir al futuro, pues desde sus aulas, algún día, otros niños podrán redescubrir un mundo de conocimiento.

Que esta huella permanezca es vital para que el visitante haga una lectura y pueda entender el significado el sitio y para que el bayamés, orgulloso de su historia, viva y sienta bien de cerca los recuerdos más tangibles de su ciudad Monumento Nacional.

Delta del Cauto un paisaje para recordar (+Fotos)

por YUNIOR GARCÍA GINARTE
FOTOS cortesía Delta del Cauto.

Río Cauto, Granma. Una visita a este sitio hace olvidar, al menos por el momento, que el mundo se contamina. Te abstraes de los millones de litros de crudo que ahora mismo sofocan vida en el Golfo de México.
Es uno de esos paisajes para recordar. Este es “EL Refugio de Fauna Delta del Cauto, el más extenso, complejo y mejor conservado sistema deltaico de Cuba y de las Antillas, ubicado en el suroriente de la Isla.

Impresionan miles de pequeños cocodrilos americanos naciendo en criaderos artificiales, parecen como si la vida tuviera rienda suelta en un planeta amenazado, en el cual desaparecen cada años miles de especies.

El área cuenta con la población mejor estructurada y la mayor población nidificante del Cocodrilo americano en su área de distribución mundial; siendo los sitios de puesta más importantes: Estero de Viramas, Caldera (márgenes del Río Cauto), Punta de Buey, Estero del Medio y el Remate.

Como instantánea de diversidad en mundo cada vez menos diverso: habitan aquí los flamencos, de los cuales existen más de 50 mil ejemplares, gracias a que encuentra espacio para su nidificación en total armonía con el medio.

No tan abundante, pero sí muy seguro, el tocororo, ave nacional cubana coexistiendo con otras especies endémicas y amenazadas como el Catey Carpintero Churroso, Gavilán, Yaguasa Cubana y Torcaza Boba.
Permanecen también como testigo de la rica diversidad antillana una representación de más 22 especies de reptiles. Solo una encontró su sitio ideal en las márgenes del Río Cauto: el Anolis birama, especie endémica local.

De los mamíferos autóctonos solo 3 están reportados para el área: Manatí, fósil viviente, la Jutía Conga tan popular en nuestros y hoy prácticamente desaparecida en otros ecosistemas y Murciélago pescador.

Aunque no son especies representativas de la fauna cubana habitan varias especies en estado feral como gato, perro y otras sinantrópicas introducidas como Mangosta, ratón y el venado.

Aunque pocos, al tratarse de un humedal con gran influencia marina, los anfibios cuentan con 4 especies representadas en 4 familias siendo sólo endémico el único representante de sapo (Peltophryne empusa) muy abundante en el monte “Los Atejitos”.

La educación ambiental es fundamental para reducir el impacto de las comunidades aledañas a la zona

Entre los peces dulceacuícolas se destacan por su abundancia: Gambusia puncticulata, Girardinus matallicus, Limia vittata, Glaridichthys falcatus, Cichlasoma tetracanta, Oreochromys mosambicus; la mayor diversidad corresponde a los peces marinos propios de las zonas estuarinas.

El Delta del Cauto, segundo humedal más importante de Cuba, recibió el Premio Provincial de medio y ambiente y está nominado a similar lauro a nivel nacional, el más importante reconocimiento en ese campo en la Isla.

Catalogado como sitio Ramsar, categoría ambiental para humedales de la UNESCO, esa área protegida tiene de 61 700 hectáreas de extensión, ubicadas en la cuenca del Río Cauto, el más extenso de Cuba.
En un apasionado desvelo por preservar ese tesoro natural, especialistas ambientales, biólogos y otros especialistas realizan 14 proyectos de conversación dirigidos por Pedro Labrada.

VER MÁS FOTOS AQUÍ 

Malos vicios

Por Lilibeth Alfonso Martínez

Bookmark and Share

Me he levantado con la idea de coger un mal vicio, de esos que la gente desaprueba y comenta quizás por envidia, por recelo, porque no puede hacerlo él mismo, porque la mujer no quiere, es una pérdida de tiempo y alimentarlo lleva a bancarrotas.

No creo que me dé por el cigarro, aunque muchos de los buenos lo usaron para perderse en sus humos felices entre el invento y la crónica, el trabajo serio o de risa, digo el Virgilio, Sigmund Freud, los periodistas con su cabito a cuestas mientras luchan con las palabras para que sean precisas o no sean, o para deshilachar tonterías y hacerlas bocanadas, a ver si así se las lleva el viento.

Tampoco el alcohol, aunque confieso que a veces elogio la lucidez de los borrachos que prefieren desprenderse de la realidad y no sufrirla. En la botella, el vaso o el pomito, el interruptor que los mantiene en tierra o los “sopla” a la luna, al resto de los astros. Yo no puedo hacerlo, aunque a veces quisiera. Abandonar el piso no es una buena opción, dice mi abuela, porque cuando regresas las cosas, como el Dinosaurio del cuento mínimo, ya estaban allí y seguirán estando mientras la gente prefiera seguir de largo, o no verlas, o hacer que no las vieron, porque en este mundo con personas tan pulcras hay de todo.

Porque la gente que prefiere estar lúcida, en su acepción de cuerpo con sangre limpia de sustancias alucinógenas, de espantos o euforias, y no con la correcta derivada del latín lucĭdus, adjetivo para la claridad en el razonamiento, en las expresiones y el estilo, embarrarse también es un mal vicio.

No importa que el sucio venga de compartir la vida, de la tierra y no del salón, del esfuerzo y no de la pose, y cambiarla o tratar de hacerlo a cuenta de tiempo personal, del disfrute de las cosas buenas y la bobería que tan rica es si se sabe compartir con el socio correcto.
Tampoco si corresponde al buen hacer, esa mezcla de sudores y grajos con que a veces se nos presenta el hombre del campo, el del taller, el que crea mientras otros piensan, organizan, investigan, enseñan, ordenan…, pero eso es ya otra historia.

Coger lucha, para esos señores de salud inquebrantable en su aburrimiento, es quizás el peor de los vicios, el menos elegante, porque quién ha visto que una golondrina componga verano, o invierno, porque de calores estivales estamos bien pertrechados en esta isla.

Otros son más conciliadores, dialécticos dirían, y lo emparentan con el café, un vicio que despierta y anima pero que se puede dejar a tiempo y retomar sin demasiadas consecuencias, cuando la cosa aprieta en la casa o no han llegado los paqueticos a la bodega.

La cosa, me explican, es meterse en las cosas pero no tanto, algo así como el cuento de la gata María Ramos, que tiraba la piedra y escondía la mano, guardándose la garra, digo, para adicciones más cómodas, a buen resguardo de trotes que quiten demasiado el aliento.

De lo contrario, te metes en candela y ese, ese sí, es el señor de los vicios, la consecuencia de tanto involucramiento, porque a quién le importa si las cosas andan al garete si no te afecta el bolsillo, o las consecuencias no te tocan, que hablen los otros, que grite el que le duele, dicen éstos.

Están convencidos de que nada puede cambiar uno por mucho “coco” que ponga el asunto, deje de dormir o se atormente porque, a fin de cuentas, la mayoría no nos incumben, dependen de otros que nadie conoce, los de arriba, la nación, el mercado internacional, los pagos contractuales, una tercera persona que, en este caso, supera a la primera, a uno mismo.

Para ellos, la solución siempre anda en Plutón, en otra galaxia donde todavía no podemos llegar, ni siquiera fotografiar con el Hubble. Nada de idear en cabeza propia alguna alternativa. “Qué va, demasiados líos”, ah, porque en estos señores late el temor que a la sola mención de una salida le endilguen dirigirla, “Mucho trabajo, mejor ni hablar”.

No importa que el problema sea de todos, y alguna vez su vena crítica hasta se lamentara, increpando sin tibieza a cuanto dios conoce y hasta al desconocido, a la manera de los griegos, porque “nadie lo resuelve, y todos lo ven”, empezando por él mismo.

Miran, por supuesto, mal a los “comecandela”, a los que están en todas, a los mataos, a los creyentes –en el dios de uno mismo, por supuesto-, al soldado que vive brindándose, al “atravesao”, al que se tira en río crecido, al profesional del nado a contracorriente.

Por suerte, esos viciosos incorregibles no faltan. Andan por ahí, lúcidos, ahora sí según la Real Academia de la Lengua Española, y contagiosos.

Bookmark and Share

“Amor crónico” de Cucú Diamantes y Jorge Perugorría en Bayamo, Cuba

por Yunior García Ginarte
fotos: Luis C Palacios (La Demajagua)

“Amor Crónico” es el nombre del documental de Cucú Diamantes y el actor Jorge Perugorría, que tuvo su segundo día filmaciones durante el concierto ofrecido por la cantante cubano-americana en la ciudad de Bayamo, oriente cubano.

Ella como protagonista, él como director, el filme recogerá las incidencias de la primera gira nacional de la artista que incluye diez presentaciones en escenarios en varias provincias, dentro los más recientes Manzanillo y Gibara y cuyo cierre está previsto para la capital cubana el 9 de mayo.

“Canto igual para 20 que para 50 mil personas”, expresó Cucú Diamantes tras la reacción del público presente en el principal teatro de la ciudad monumento nacional y Cuna de la Nacionalidad Cubana, por la que Cucú, dijo sentir especial admiración, “son mis raíces”.

La artista de extravagante proyección, conocida en la Isla tras su actuación en el Concierto Paz Sin Fronteras; presentó, entre otros, temas de su primer CD CUCULAND, acompañada por su banda, integrada por músicos cubanos y puertorriqueños.

Expresó, aparentemente emocionada, que este encuentro inédito con el público cubano de provincias era muy esperado y necesario pues “este pueblo” es fuente viva de retroalimentación, advirtió.

Residente desde 1991 en Manhattan, Nueva York, escenario habitual sus presentaciones, Cucu es prácticamente desconocida en el oriente cubano, sin embargo el público mayoritariamente joven vitoreo populares interpretaciones como El Burrito y Alguien, entre otros marcados por el estilo de cabaret.

Se escucharon además Mentiras, Todavía Estoy Enamorada y de la brasileña Carmen Miranda ‘South American Way’, esta última incluida en la banda sonora del documental dirigido por el Estadounidense Oliver Stone sobre el movimiento bolivariano en Venezuela.

La gira, germinada luego del concierto del 20 de septiembre en la Habana Cuba, inició el miércoles por Santiago y es alentada por Perugorría, reconocido actor cubano, protagonista entre otros del filme Fresa y Chocolate.

Por cantar junto con Juanes en La Habana fue repudiada por algunos cubanos radicados en la Florida y fue objeto de represalias en la ciudad de Nueva York, lo cual, “no le interesa” reiteró en declaraciones a Radio Bayamo Digital.

Más fotos (+)

Cucú Diamantes hoy en Bayamo

por Yunior García Ginarte
Foto Juvenal Balam_Granma

Vitoreada en Cuba durante su presentación en el Concierto Paz Sin Fronteras, la cantante Ileana Padrón, más conocida por Cucú Diamantes, actuará este jueves en el Teatro Bayamo de la capital de Granma, como parte de su gira nacional.

Durante su presentacion en la Habana durante el Concierto Paz Sin Fronteras.

El show, ¡Bienvenidos a Cuculand!, es un anhelado encuentro con los cubanos para entregar su peculiar manera de componer y de cantar contenida en su primer CD en solitario titulado Cuculand, anunció en declaraciones a la prensa cubana.

Esta cubana, que reside desde 1991 en Manhattan, realiza estos conciertos gracias a la iniciativa del actor cubano Jorge Perugorría, e incluye las capitales de la mayoría de las provincias de la isla en unos 10 días de presentaciones casi diarias.

Con 15 años de carrera artística, su posición siempre ha sido a favor de Cuba, “porque ante todo me considero humanista y quiero promover arte, música, cultura… sin hablar de rencores, sino de amor y de unión entre todos los cubanos”, dijo al semanario Trabajadores.

Por cantar junto con Juanes en La Habana recibió insultos de cubanos radicados en la Florida y fue objeto de represalias en la ciudad de Nueva York, la cual, asegura, nunca le ha preocupado.

Ha dicho en reiteradas ocasiones que en su formación musical influyó la proyección escénica del cabaret cubano, donde confluyen estilos que van desde espiritualidad romántica y el kitsch, expresiones de folclor, circo, y lo auténticamente popular.

Luego de la presentación de Cucú Diamantes en el Teatro Bayamo, se presentará en la ciudad de Manzanillo.