Archivo de la categoría: Uncategorized

Se forma depresión tropical al sur de Cuba…

Aviso de Ciclón Tropical.
Centro de Pronósticos, INSMET.
Fecha: 28 de Septiembre de 2010 Hora: 11: 00 AM.

AVISO DE CICLON TROPICAL No 1.

DEPRESIÓN TROPICAL No.16.

… se forma depresión tropical al sur de Cuba…

La amplia área de bajas presiones del Mar Caribe occidental continuó organizándose y ahora es la Depresión Tropical No. 16 de la actual temporada ciclónica. Se espera que la tendencia al desarrollo continúe y que esta noche sea ya la Tormenta Tropical ¨Nicole¨. El elemento más importante de este sistema es la lluvia fuerte e intensa que afectará fundamentalmente desde esta noche y mañana miércoles a las provincias desde Matanzas hasta Las Tunas y Granma, aunque también puede haber lluvias en otras zonas del País.

La nueva Depresión Tropical tiene su región central estimada a las once de la mañana en los 20.6 grados de latitud Norte y los 82.5 grados de longitud Oeste, a unos 110 kilómetros al sur de Punta del Este, Isla de la Juventud, y a unos, 235 kilómetros al suroeste de Playa Girón, Matanzas. Se mueve al nortenordeste a unos 17 kilómetros por hora. Los vientos máximos sostenidos son del orden de los 55 kilómetros por hora y la presión mínima es de 1001 hectoPascal. Se pronostica que continuará con igual rumbo y similar velocidad de traslación durante las próximas 24 horas.

El centro de la entonces ya Tormenta Tropical ¨Nicole¨ cruzará por territorio cubano durante esta noche y la madrugada de mañana miércoles, por las inmediaciones de la provincia de Matanzas.

Hay que destacar, que en los sistemas débiles, como esta Tormenta Tropical, el cruce del centro sólo tiene una importancia secundaria, siendo el elemento fundamental de peligro las lluvias más fuertes e intensas localizadas a la derecha de la trayectoria, desde Matanzas hasta Las Tunas y Granma.

Los vientos de Tormenta Tropical, del orden de 80 kilómetros por hora con rachas de 100 kilómetros por hora, pueden afectar a las provincias desde Matanzas hasta Ciego de Ávila. En las zonas de lluvias habrá tormentas eléctricas en las cuales puede haber vientos locales más fuertes. Se producirán marejadas fuertes en la costa sur desde Matanzas hasta Granma, y pueden ocurrir inundaciones costeras ligeras a moderadas en las costas más bajas de este litoral.

Se recomienda seguir con atención esta situación meteorológica, principalmente por las lluvias persistentes y fuertes con acumulados que pueden ser de importancia.

Un nuevo Aviso de Ciclón Tropical se emitirá esta tarde a las seis.

Anuncios

Año 2075: principio del fin de agujero de la capa de ozono

<!–[if !mso]> st1\:*{behavior:url(#ieooui) } <![endif]–>

Dentro de las últimas noticias sobre el Agujero de la Capa de Ozono  se conoció que la provincia cubana de Granma acelera la eliminación de refrigerantes dañinos  utilizados en sistemas de refrigeración y climatización comerciales  
Por Yunior García Ginarte
He recurrido al Google News para conocer las últimas noticias sobre el Agujero de la Capa de Ozono. Sin dudas, como es habitual por esta fecha,  la celebración  de este jueves se ubica en la portada del reconocido buscador. 
Analitica.com recuerda que “por decisión de las Naciones Unidas, y gracias a la iniciativa del venezolano Erick Quiroga, el 16 de septiembre se celebra mundialmente el Día para la Preservación de la Capa de Ozono, delgada capa de este gas ubicada entre los 19 y los 23 kilómetros sobre la superficie terrestre, en la estratosfera, que protege a La Tierra de los rayos del sol”. 
La mayoría de los sitios coinciden en referir acciones mundiales para detener la emisión de sustancias dañinas como clorofluorcarbonadas utilizadas en la refrigeración y  Bromuro de Metilo, las cuales durantes años afectaron y todavía afectan la atmósfera terrestre. 
Entre las buenas nuevas conocimos que Cuba destruirá las más de 130 toneladas de gases almacenados en el país provenientes de equipos de refrigeradores y aires acondicionados.
Nelson Espinosa, director de la Oficina Técnica de Ozono, informó al diario Juventud Rebelde que Naciones Unidas dio su aprobación a alrededor de nueve países para que preparen proyectos demostrativos para eliminar estos gases.
Mientras  la oriental provincia de Granma se sumó a la estrategia nacional de la acelerar la reducción de gases refrigerantes en sistemas comerciales de refrigeración (Freones 22, 123 y 141b), sustancias que pueden agotar la capa de ozono si se liberan a la atmósfera. 
Yanet Sam Pascual, especialista de de la delegación provincial  Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) dijo que  esta  nueva medida incluye el levantamiento y registro de los equipos que presenten estos tipos de gases. 
En la suroriental provincia cubana y en coordinación con la Oficina Técnica del Ozono se realizan varias proyectos como la reconversión tecnologías para la utilización refrigerantes ecológicos y para ello facilitan la introducción  de válvulas, filtros, aceites y  varillas entre otros aditamentos como  identificadores de los gases dañinos.
Muchas noticias sobre los peligrosos  daños a la capa de ozono. El interés público por detener ese peligroso agujero es evidente. Sin embargo tal vez la nueva buena faltará mucho por llegar cuando al fin un día el mundo pueda vivir sin esas amenazas ¿será posible en el 2050? ¿Habrá tiempo? Confiemos en el ser racional llamado humano. 
De momento el  aguajero (o más bien adelgamiento de la referida capa)  detiene su crecimiento progresivo, pero según los pronósticos científicos  para el 2050 estará como en 1980, cuando se alertó del peligro y en el  2075  en el caso de la región antártica. 
En 2009 decreció a  3 millones de kilómetros cuadrados con respecto a 2008, de acuerdo con datos de la española  Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).
Poco años en la historia de  humanidad pero, aunque no es última noticia, sí prefiero cerrar este artículo con razones sobradas para incrementar las acciones en la Protección de la Capa pues su destrucción ocasiona el  aumento de los niveles de radiación ultravioleta-B, perjudicial para los seres humanos, animales y plantas;   incremento del cambio climático;   alteración de la atmósfera e intensificación de las tormentas tropicales y los huracanes;  y  daños a los bienes y las personas.

Cucú Diamantes hoy en Bayamo

por Yunior García Ginarte
Foto Juvenal Balam_Granma

Vitoreada en Cuba durante su presentación en el Concierto Paz Sin Fronteras, la cantante Ileana Padrón, más conocida por Cucú Diamantes, actuará este jueves en el Teatro Bayamo de la capital de Granma, como parte de su gira nacional.

Durante su presentacion en la Habana durante el Concierto Paz Sin Fronteras.

El show, ¡Bienvenidos a Cuculand!, es un anhelado encuentro con los cubanos para entregar su peculiar manera de componer y de cantar contenida en su primer CD en solitario titulado Cuculand, anunció en declaraciones a la prensa cubana.

Esta cubana, que reside desde 1991 en Manhattan, realiza estos conciertos gracias a la iniciativa del actor cubano Jorge Perugorría, e incluye las capitales de la mayoría de las provincias de la isla en unos 10 días de presentaciones casi diarias.

Con 15 años de carrera artística, su posición siempre ha sido a favor de Cuba, “porque ante todo me considero humanista y quiero promover arte, música, cultura… sin hablar de rencores, sino de amor y de unión entre todos los cubanos”, dijo al semanario Trabajadores.

Por cantar junto con Juanes en La Habana recibió insultos de cubanos radicados en la Florida y fue objeto de represalias en la ciudad de Nueva York, la cual, asegura, nunca le ha preocupado.

Ha dicho en reiteradas ocasiones que en su formación musical influyó la proyección escénica del cabaret cubano, donde confluyen estilos que van desde espiritualidad romántica y el kitsch, expresiones de folclor, circo, y lo auténticamente popular.

Luego de la presentación de Cucú Diamantes en el Teatro Bayamo, se presentará en la ciudad de Manzanillo.

"Ahora lo que resta es trabajar"

 Fragmento del discurso pronunciado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, en la clausura del IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), que concluyó este domingo en Ciudad de la Habana, capital de Cuba.

Ha sido graificante escuchar a muchos jóvenes dedicados a la producción explicar con orgullo y palabras sencillas la labor que realizan, sin apenas mencionar dificultades materiales y trabas burocráticas que los afectan.

Muchas de las deficiencias analizadas no son nuevas, han acompañado a la organización desde hace bastante tiempo, sobre ellas los congresos anteriores adoptaron los acuerdos correspondientes y sin embargo se reiteran en mayor o menor medida, lo cual es una demostración de la insuficiente sistematicidad y rigor en el control de su cumplimiento.

En este sentido es justo y necesario repetir algo en lo que los compañeros Machado y Lazo, que presidieron numerosas asambleas, han insistido: el Partido se siente igualmente responsable de cada deficiencia del trabajo de la UJC, muy especialmente de los problemas en la política de cuadros.

El presidente cubano Raúl Castro, junto a Liudmila Älamo, ratificada como primera secretaria de la UJC .

No debemos permitir que, una vez más, los documentos aprobados se conviertan en letra muerta y se engaveten a modo de memorias. Deben constituir la guía para la acción cotidiana a nivel del Buró Nacional y de cada militante. Lo fundamental ya ha sido acordado por ustedes, ahora lo que resta es trabajar.

Algunos son muy críticos al referirse a la juventud de hoy y se olvidan que ellos también un día fueron jóvenes. Sería iluso pretender que los pinos nuevos sean iguales a los de épocas pasadas, un sabio proverbio reza: los hombres se parecen más a su tiempo que a sus padres.

Los jóvenes cubanos han estado siempre dispuestos a afrontar los retos, así lo demostraron en la recuperación de los daños causados por los huracanes, el enfrentamiento a las provocaciones del enemigo y las tareas de la defensa, podría mencionar muchos más.
La edad promedio de los delegados al Congreso es de 28 años, todos crecieron por tanto en estos duros años de período especial y han sido partícipes de los esfuerzos de nuestro pueblo para mantener las conquistas principales del socialismo en medio de una situación económica muy compleja.

Precisamente, por la importancia de que la vanguardia de la juventud esté al tanto de nuestra realidad económica, la Comisión del Buró Político, considerando la positiva experiencia del análisis efectuado al respecto con los Diputados de la Asamblea Nacional, aprobó brindar a las asambleas municipales de la UJC una información que describe, con toda crudeza, la situación actual y las perspectivas en esta materia, la cual recibieron más de 30 mil jóvenes militantes, al igual que los principales dirigentes partidistas, de las organizaciones de masas y los gobiernos a los diferentes niveles.

Leer discurso completo en: Cuba no teme a la mentira ni se arrodilla ante presiones, condicionamientos o imposiciones.(+)

"Comernos el futuro es poner en riesgo la supervivencia misma de la Revolución"

Fragmento del discurso pronunciado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, en la clausura del IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas.

La batalla económica constituye hoy, más que nunca, la tarea principal y el centro del trabajo ideológico de los cuadros, porque de ella depende la sostenibilidad y preservación de nuestro sistema social.

Sin una economía sólida y dinámica, sin eliminar gastos superfluos y el derroche, no se podrá avanzar en la elevación del nivel de vida de la población, ni será posible mantener y mejorar los elevados niveles alcanzados en la educación y la salud que gratuitamente se garantizan a todos los ciudadanos.

Sin una agricultura fuerte y eficiente que podemos desarrollar con los recursos de que disponemos, sin soñar con las grandes asignaciones de otros tiempos, no podemos aspirar a sostener y elevar la alimentación de la población, que tanto depende todavía de importar productos que pueden cultivarse en Cuba.

Sin que las personas sientan la necesidad de trabajar para vivir, amparadas en regulaciones estatales excesivamente paternalistas e irracionales, jamás estimularemos el amor por el trabajo, ni solucionaremos la falta crónica de constructores, obreros agrícolas e industriales, maestros, policías y otros oficios indispensables que poco a poco van desapareciendo.

Sin la conformación de un firme y sistemático rechazo social a las ilegalidades y diversas manifestaciones de corrupción, seguirán no pocos, enriquecidos a costa del sudor de la mayoría, diseminando actitudes que atacan directamente a la esencia del socialismo.

Si mantenemos plantillas infladas en casi todos los ámbitos del quehacer nacional y pagamos salarios sin vínculo con los resultados, elevando la masa de dinero en circulación, no podemos esperar que los precios detengan su ascenso constante, deteriorando la capacidad adquisitiva del pueblo. Sabemos que sobran cientos de miles de trabajadores en los sectores presupuestado y empresarial, algunos analistas calculan que el exceso de plazas sobrepasa el millón de personas y este es un asunto muy sensible que estamos en el deber de enfrentar con firmeza y sentido político.

La Revolución no dejará a nadie desamparado, luchará por crear las condiciones para que todos los cubanos tengan empleos dignos, pero no se trata de que el Estado se encargue de ubicar a cada uno tras varias ofertas laborales. Los primeros interesados en encontrar un trabajo socialmente útil deben ser los propios ciudadanos.

En resumen, continuar gastando por encima de los ingresos sencillamente equivale a comernos el futuro y poner en riesgo la supervivencia misma de la Revolución.

Leer discurso completo en:  Cuba no teme a la mentira ni se arrodilla ante presiones, condicionamientos o imposiciones.(+)

Serie… ¿Azul?

Por Lilith
Para Isla Mía de tod@s

Oriente anda de luto. Ñoooo, qué fuerte, categórico…, pero desde mi pedacito es verdad. Por donde sale el sol, sencillamente, la Serie Nacional de Béisbol, que en otro tiempo ocupa mente y cuerpo de la mayoría de los aficionados de Camaguey pa acá, se acabó a medio camino, con la eliminación de Santiago de Cuba.

(Sí, porque los de los tinajones se quitan de arriba como pueden el cartelito de orientales. Allá ellos)

Ahora hay silencio. Algunos se concentran en los peros, en lo que hubiera sido si tal o más cual manager fuera adivino y hubiera hecho lo que él dice, si estaba clarito, si el de primera se hubiera abrochado bien los pantalones, si el batazo, si el fly…

Con lo inevitable, sólo queda esperar la próxima serie en calma, si fuera posible con los apologéticos del Industriales que, según los nunca bien ponderados colegas de la sección deportiva nacional, parece salido de novelita mexicana.

Lo que hay que ver, nagüitos, manitos y otros socios de por acá. El final de la clasificación del occidente habanero, pareció de postal. Yo recomiendo pastillitas contra la hipertensión, no vaya a ser que perdamos a un comentarista con tantas emociones.

Las últimas palabras de la etapa de semifinales en occidente fueron dichas a gritos por un comentarista que casi queda disfónico. Por todos los santos, que se cuide la voz, si no cómo piensa seguir dando loas a Industriales.

Que conste, no creo en que los periodistas debamos ser neutrales de tuétano. Eso es mentira, una pretensión de alguien que no sabe lo que es el deporte que corre por la venas, sube tensiones, da sudoraciones, quita el hambre, el sueño.

Yo enloquezco con Santiago de Cuba y no creo que deba excusas por eso. Soy guantanamera pero ya se sabe que en la pelota, como en el amor, los sentimientos no pueden ocultarse. Ellos valen por encima de todo y nada, ni siquiera la misión de apoyar a los Guerreros en una lid eventual entre ambos, me quitará los amores para con los muchachones de Antonio Pacheco.

Pero tampoco hay que exagerar. Vaya, y si se exagera porque no hay más remedio, porque se le fue a la Osendi –siempre incontinente-, por lo menos ponga cara de circunstancias y acéptelo.

…Y si ganan la serie, bueno queridos amiguitos, papaítos y abuelitos, aguántense del asiento para el resumen habitual de fin de temporada.

Seré feliz el día en que nuestros periodistas industrialistas, sí porque a ningún otro le permiten semejantes desatinos, por lo menos no se los publican, admitan que sí, ¡son industrialistas!

Un poco más feliz cuando permitan otra voz en el ruedo, de cualquier color. El problema es la diferencia. Cualquiera que vea la televisión un par de veces y no tenga otras referencias, podría pensar que Industriales juega contra sí mismo.

Pero ese día está lejos y mientras tanto los de acá tenemos que tragarnos la mentira, las secciones deportivas que se van de color azul, ¿será cianosis?, ¡mesas redondas! en las que se discuten gravemente las opciones de los equipos finalistas, y alguna que otra seccioncita con un discípulo de Nostradamus.

Una final que se disputa, por cierto, con uno de los equipos que hasta el otro día se ganó las críticas, públicas y todo, de la Comisión Nacional de Béisbol, por un espectáculo más digno de un canalito de Miami no apto para menores que de la Televisión Cubana.

Nada, sin embargo, hace alusión al hecho. Borrón y azul nuevo, nada de críticas ni advertencias para que los capitalinos, que en medio de la riña tumultuaria dijeron “no haber visto un maltrado semejante”, refiriéndose a los agentes del orden y no al pelotero corriéndole detrás con un bate –gracias que de madera- a un pitcher desarmado, aunque no inocente; no se dejen llevar por los calores del juego.

(Claro, la mayoría de los cubanos no sabrá de lo que hablo porque, incluso con la explosión de drivers que andan por ahí, tardará mucho para que las imágenes del incidente, violentas incluso para adultos, recorran todo el país.)

En el terreno, sin discusión, los finalistas son los mejores. Villa Clara se mantuvo y luchó, como todos esperamos. Industriales puso fuerza y tenacidad donde faltaban numeritos.

Que será una gran final, entre dos clásicos, nadie lo duda. Ni siquiera nosotros, los orientales, aunque admitamos, porque de hipócritas los de acá no nos gastamos pelos, que la serie, esta vez entre melenudos y citrícolas, se acabó para nosotros.

La tarde del sismo en Guantánamo (Crónica) (Fotos)


Por Lilibeth Alfonso Martínez,  Periodista en Guantánamo, extremo más oriental de Cuba.
Para  Isla Mía de Tod@s
fotos. Tomadas de Venceremos

Nadie sabe qué hará durante un sismo hasta que ocurre. Será el instinto quien guíe al cuerpo, al menos en los primeros instantes; así podamos recitar de memoria las medidas orientadas por la Defensa Civil en casos de desastres.

Normalmente, cuando nos preparamos, nos asemos a nuestro propio cuerpo, acuclillados como en el vientre materno, con la cabeza entre las piernas y las manos tratando de resguardarnos del cielo –como orientan los entendidos- todo ha pasado.

Claro, sin experimentarlo, los hay que se precian de bien informados, privilegiados por el conocimiento de la necesidad de conservar la calma, alejarse en lo posible de las edificaciones y cables eléctricos, llevar agua, tener a mano el radio para escuchar los informes, no olvidar los medicamentos, alguna comida.

Pero la verdad, para quienes lo vivimos, es que en ese instante sólo podemos hacer lo posible, lo que dejen los nervios, el sentimiento de abandono obligado ante una situación que no podemos cambiar, de la cual es imposible alejarse.

Y es que todo tiembla. En las viviendas más costosas o en las más humildes, dentro de cuatro paredes de cartón o de cemento, bajo techo o en descampados, en sitios altos y bajos. No vale, en estos casos, asegurar puertas y ventanas, como ante un huracán; de nada sirve un refugio, ni moverse hacia sitios elevados…     

La oriental provincia de Guantánamo está ubicada en el extremo más oriental de la Isla de Cuba.

Después, viene el pánico en serio. En mi barrio, luego del sismo de 5.5 grados en la escala de Richter que sacudió violentamente la calma habitual del sábado, vi hombres llorando al descubierto, mujeres que asían a sus hijos, familias enteras que ante el desasosiego sólo pudieron tomarse de la mano.

Muchos salieron a la calle. Nosotros también, aunque admito que el movimiento me paralizó en el asiento, a mitad de un libro, y sólo reaccioné cinco minutos después. Como siempre a esas horas, mi abuela se afanaba en la cocina, así que el sismo la agarró con la sartén por el mango, humeante el aceite con los chicharrones. No lo soltó, y la verdad no lo esperaba. Mi abuela es la calma en persona. Una temeraria de 79 años.

Mis tíos y primos son otra historia. Hubo desde palidez hasta ataques de pánico y un desmayo. Todavía hay de los primeros cada vez que la casa vibra al paso de un camión pesado o algún golpe resuena en la pared de los vecinos.

Y hasta una que a la llegada inminente de las horas de sueño, se quedó la ropa y los zapatos en el cuerpo, preparó un espacio entre una lavadora, equipada según dijo con cuatro panes, un pomo de agua, una lata de puré de tomate y una manta para resguardarse del techo, y una máquina de coser; y vigiló a media luz el latir de los estantes, toda la noche.

En medio de aquello, todo es impresiones. La gente corriendo o detenida, los perros desorientados, el ruido ensordecedor de los cristales, la calma en el cielo a pesar de todo. Pero lo más impresionante fue la gente, con los brazos abiertos para ayudar, la mente en los seres queridos, la angustia si alguno dejó la casa o está lejos.

No vi una sola demostración de enemistad o furia. Nadie llamó a su enemigo a esas horas para saldar cuentas, nadie buscó a golpes a otro, nadie se aprovechó de la situación. Vi a mal llevados auxiliarse sin necesidad de explicaciones, gente a la que no conozco informándome al paso de cuanto sabía, como hice yo misma cuando me llegaron las primeras informaciones.

Yo pensé en mi abuela, hasta que salí del cuarto y la vi tranquila, con la seguridad de sus años, y en mi mamá, que bajó las escaleras desesperada y alineó el cuerpo bajo una viga. Pensé en el resto de la familia, en mi tía que se impresiona mucho y en mi prima mayor, que le da por la histeria.

Pensé en mis colegas en Santiago, que por mucho temblor que han pasado no se acostumbran, porque seguro allí las cosas fueron peores. También ellos pensaron en mí. Mi tío agarró el motor y vino hasta la casa, sin camisa, casco ni nada.

De Radio Reloj fue la primera llamada amiga, para darme los datos de la agencia sismológica de Los Estados Unidos. Luego, la colega continuó llamando, precisando a cada instante, hasta la nota oficial que escuché de privilegio en su voz, sin los bip característicos de esa emisora.
Las líneas telefónicas, hasta mucho después, estaban saturadas. Todo el mundo llamó a alguien, familiar, vecino, novia… Se interrogaban mutuamente, intercambiaban algún chiste, una actitud del desespero que en la calma da risa, y pasaban al próximo número.
Muchos se encomendaron a Dios, incluso los no creyentes, pero todos confiaron en los suyos, en que no los dejarían atrás. Minutos después del espasmo terrestre, todos estaban en las afueras de las casas, incluso los que nunca salen. Convalecientes se levantaron de sus camas o fueron llevados en brazos de uno, dos o tres, los que hicieron falta.
Cuando salí de casa, en busca de imágenes para la labor reporteril, vi también trabajo. Dirigentes en plena carretera, analizando daños y necesidades, puestos médicos con especialistas que no lo parecían, pues poco antes del sismo, sólo eran amas de casa dobladas ante las lavadoras, hombres en ropa de trajinar arreglando cualquier cosa, televidentes de la programación sabatina.
Vi a una madre preocupada por su hijo accidentado y luego a él mismo, al lado de su papá, recostado en su cama de hospital, con un yeso para estabilizar la clavícula, sin dolor y consciente.
Vi a colegas colgar los problemas y el susto en un gancho en la puerta de salida de sus casas e irse a preocupar por otros, fotografiar, filmar, grabar, entrevistar, editar, escribir.
En Caimanera, vi familias unidas bajo la sombra de sábanas desplegadas, niños jugando solos o en grupos, y a jóvenes poniendo su energía para ayudar a otros, sonrisas a pesar de todo.

Vi a gente haciendo lo que tenía que hacer sin mandato de nadie y, sin querer ser soberbia con la naturaleza, agradecí que existieran.

Otros reportes del sismo.
Reportan daños materiales y humanos por sismo en Guantánamo
Vigilan atentamente actividad sísmica en Granma