Archivo de la categoría: Bayamo. Villas Cubanas

Carnaval-2010, fiesta de pueblo en Bayamo, Cuba

La ciudad donde vivo Bayamo está de festejos. Aquí con la mezcla de los ritmos de la conga oriental cubana celebran el carnaval, la más esperada y mayor celebración popular.

En las calles del centro histórico, donde resido, a penas se puede caminar. Miles de personas de trasladan para las áreas principales para allí comprar su “cerveza de pipas”, una de las razones por las cuales estas “tradiciones” se vuelven tan masivas.

“Cerveza de pipas” es esa que venden al por mayor, o sea a granel. Su calidad no es la mejor, de ahí que su sabor a veces sea algo como No Identificado. Aún así;  es el furor en estos tres días, por ella se hacen largas filas y hasta sus “moloteras”, que no es lo mismo salvese quien puedo o la ley del más fuerte para comprar un poco de esta.

Pero es solo un “detalle” de lo que ocurre, por lo demás es alegría lo que viven en este espacio de felicidad.Esa fue mi impresión y con ella les dejo.

Carnaval-2010, fiesta de pueblo en Bayamo

Gala inaugural del Carnaval 2010.  foto: Rafael Martínez 

Diversidad de ritmos, humor y variedades escénicas, conformaron el espectáculo inaugural del Carnaval Bayamo 2010, que se desarrolla en esta ciudad oriental desde el 4 y hasta el 8 de agosto. 
La gala “Colores de mi raíz” tuvo por escenario la Plaza de la Patria, de la capital granmense y participaron más de 100 artistas entre solistas, mariachis, grupos musicales, cuerpo de baile, modelos de pasarelas y humoristas.
En el elenco figuraron la Compañía Guanchi Tropical Show, El Charro Negro, talentos formados en la Escuela Provincial de Arte de de Granma, e invitados como los cantantes Leo Vera, Laritza Bacallao, los humoristas Nelson Gudín (El Bacán de la Vida, Angel Ramis (El cabo Pantera) y el Grupo Tó Mezclao.
Concebido con la mezcla de la ascendencia africana y española, que caracteriza a la cubanía, el espectáculo estuvo dirigido por Juan Cedeño Oro. 
Los carnavales de Bayamo, la mayor y más esperada festividad local, son la expresión de lo más genuino del arte popular en esta región del oriente de la isla. 
Durante estos cuatro días, los bailables estarán amenizados, entre otras agrupaciones, por Yumurí y sus hermanos, la Original de Manzanillo, Cándido Fabré y su banda y el Grupo Yakaré. 
La venta de cerveza y alimentos ligeros, áreas de recreos con equipos de feria y los paseos de comparsas forman también parte de los atractivos de estos festejos. 
Los principales escenarios de las fiestas populares se ubican en arterias del Centro Histórico de la ciudad monumento Nacional y la Plaza de la Patria. 

Para este carnaval se extreman las medidas de protección con el reforzamiento de la autoridad policial, a fin de mantener la habitual tranquilidad ciudadana.

CARNAVALES DE CUBA.
 
Las fiestas carnavalescas son abundantes en el territorio nacional cubano. Los carnavales más populares son los de Santiago de Cuba, Camagüey y La Habana; sobre todo, el primero, famoso por su alegría y participación colectiva.
(Leer más)

Anuncios

Cubanos de Bayamo: fotos de Roberto Salas Merino

La cotidianeidad de Bayamo cautivó al reconocido fotógrafo. Aquí realizó instantáneas para su Ensayo visual “Así son los cubanos”. Me impresionaron las imágenes captadas por ese artista del lente; tuve la oportunidad de verlas en su cámara. Les aseguro son todo arte. En su momento disfrutaremos de esas obras. De momento les dejo con esta nota. 

 por Yunior García Ginarte 
fotos. Trabajadores y La Jiribilla.
Barberos. Familias retratadas al estilo tradicional. Cocheros. Conductores de Bicitaxis. Instantáneas de “cubanos de Bayamo” captadas por el reconocido fotógrafo Roberto Salas Merino (Nueva York 1940).
Aún en cámara digital, las imágenes atrapadas en la ciudad Monumento Nacional son continuación del ensayo fotográfico “Así son los Cubanos”, iniciado en 2008, en el cual recopila expresiones de hombres y mujeres comunes de la isla de Cuba. 
“Salgo con el equipo para la calle, monto un set y retrato a todo aquel que pase por el lugar y quiera hacerse la foto”, explicó durante un encuentro con miembros de la Asociación de Fotógrafos de Bayamo. 
Narró que había hecho retratos, pero que esta forma de trabajo nunca la había experimentado.
Las fotos -sin título expreso- son realizadas con una tela de fondo para evitar que el entorno neutralice la expresividad de los rostros y gestos de los fotografiados, representativos del más variado mosaico cultural, étnico y estratos sociales. 
Según anunció el propio artista estas impresiones serán exhibidas por primera vez en una exposición prevista para la ciudad de Bayamo, como regalo por el Fundación de la Villa cubana, acontecido el 5 de noviembre de 1513. 
Como resultado de una primera etapa del proyecto, quedaron registradas más 90 obras, muchas de las cuales fueron expuestas en las provincias de Matanzas, Pinar del Río, Ciudad de la Habana y Holguín.
Los retratos espontáneos a cubanos se han realizado en múltiples ocasiones, aunque la propuesta de “Salas” no tiene antecedentes conocidos dijo a Radio Bayamo Digital Lourdes Magdalena Socarras Ferrer, directora de la Fototeca de Cuba. 
Salas, en diálogo con los fotógrafos locales destacó que existe un alza en el movimiento fotográfico cubano, dentro del cual se figuran jóvenes egresados de las escuelas de arte que trabajan fotografía conceptual y documental. 
Al referirse a la polémica entre fotografía digital y analógica, dijo que prefiere la definición de fotografía seca y húmeda. En este sentido aseguró que la calidad depende más del alma del artista que de la tecnología.
Pareja y hoja. (Roberto Salas)
Este fotógrafo es reconocido por registrar la cotidianidad. Durante la década de 1990 experimentó la manipulación de imágenes con hojas de la naturaleza; se destaca: Tabaco: visiones sobre una leyenda, donde emplea el desnudo con superposición de imágenes de la hoja del tabaco.(Lea valoración crítica sobre esta etapa aquí )
 Sus obras se han expuesto en más de veinticinco salas de arte de las principales ciudades de Asia, África, Europa y América. 
Estudió fotografía con su padre, el gran maestro cubano Osvaldo Salas. En agosto de 1957 publicó su primer trabajo en la revista Life: la bandera del movimiento 26 de julio en la Estatua de la Libertad de New York, la fotografía más famosa realizada fuera de Cuba durante la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista. 

En 1959 se radicó en La Habana. Desde entonces trabajó como fotorreportero en los medios de prensa revolucionarios. Fue corresponsal en las Naciones Unidas y fundador de la Agencia Prensa Latina en la Oficina de New York. También corresponsal de guerra en Viet Nam.

Pelota cubana reclama el “vídeo árbitro”

por Yunior García Ginarte

Si las actuales Reglas Oficiales del Béisbol son insuficientes para resolver decisiones y jugadas límites ¿por qué no introducir el “video-árbitro” como vía de consulta moderna, que permita renovar los reglamentos y tomar decisiones más acertadas?

La libre actuación del árbitro de segunda base amerita comentarios, porque no fue casual lo sucedido durante el 5to partido del Play Off de la 49 Serie Nacional de Béisbol entre el equipo Industriales, de la capital y el visitante, Villa Clara, en el estadio Latinoamericano, de La Habana el domingo 28 de marzo.

La incorrecta decisión del oficial estimuló una airada protesta del equipo naranja, la demora del choque por casi una hora, la expulsión de un jugador y disímiles opiniones sobre el uso del video árbitro.

Uno de los temas más controversiales, del partido que a la postre trajo la victoria villaclareña -6/3-, fue la ubicación del árbitro a más de un metro de la zona de la jugada, lo cual le impedía evaluar con justeza. Al respecto las Reglas Oficiales del Béisbol obligan a los árbitros a: “estar en posición para ver todas las jugadas”.

Pero para estos decidores, el Reglamento Oficial de Béisbol  prevé ante la incertidumbre que: “Si tiene dudas no vacile en consultar a su compañero (lo cual no se hizo). La dignidad del árbitro es importante pero nunca tan importante como “estar en lo cierto”. Pero el oficial de segunda no consultó a pesar de su ubicación en el terreno.

Otra de las instrucciones generales, que falló también en este caso, sugiere que “cada grupo de árbitros debe trabajar con un juego de señas simples, de manera que el propio árbitro pueda siempre rectificar una decisión claramente equivocada luego de convencerse de que ha cometido un error.”

No obstante, ya no había marcha atrás pues se trataba de una jugada de apreciación. Los umpires conciliaron y aplicaron el reglamento: la decisión era irrevocable. Ante la falla de estas reglas hacen faltan otros mecanismos más efectivos.

El uso del video árbitro, se usa en la pelota mundial. En el Clásico Mundial se aprobó su empleo sólo en caso de jonrones dudosos y desde noviembre de 2009 en la Grandes Ligas estadounidenses, cuando se validó mediante las cámaras un cuadrangular de Alex Rodríguez, de losYanquis.

Le invito visitar también la red  Bola de Nudillos, blogueros  por un deporte sin mercantilismo, sin doping, sin mafias, sin corrupción, sin el desmedido afán de lucro.

En una larga lucha por instaurarse, “las Mayores”, también norteamericanas, utilizan esta técnica desde agosto del 2008. Solo para casos de severas dudas, como la confirmación de batazos que superan la valla, si posibles vuelacercas son foul o si hubo interferencia de algún aficionado en un posible cuadrangular.

El más universal de los deportes, el fútbol, no escapa de la iniciativa de introducir esta técnica, pero las preferencias han sido por la valoración humana. El Comité Internacional de Asociaciones de Fútbol rechazó dos sistemas propuestos para determinar si el balón pasa la línea de gol.

Ciclismo y Atletismo utilizan el foto-finish, el tenis el “ojo de halcón”; el baloncesto de las NBA y la Jockey, entre otros deportes, tienen en entre sus normativas la repetición de imágenes para tomar decisiones arbítrales lo más acertadas posibles.

Pero en Cuba, parece ser que la comisión de béisbol está más ocupada por el ejercicio su reglamentación que por la justicia (es importante “estar en lo cierto”).

Entrevistado por la Televisión Cubana, el comisionado nacional, Higinio Vélez, tras el suceso de este domingo, no descartó que en el futuro el uso del video árbitro, para jugadas difíciles de evaluar y partidos de alta volatilidad.

Pero Vélez, aludió además que se requieren crear condiciones para disponer de un equipo de cámaras que filmen esos momentos. Tal vez una razón no muy suficiente cuando de reglas y decisiones se trata, especialmente en partidos de béisbol, que mueven la pasión de millones de cubanos.

EL VIDEO-ÁRBITRO CONTRA LA CEGUERA PARCIALIZADA

“Es verdad que los árbitros son seres humanos y pueden equivocarse pero… ¿si la jugada hubiera sido en contra de Industriales, habrían actuado igual?, opina un aficionado en el foro virtual del portal en Internet Cubadebate.

“Todos vimos que fue plenamente out, pero el problema es que cuando se trata de Industriales los ciega el fanatismo tanto a árbritos, comentaristas como a periodistas”, alude el cibernauta.

Rozando con la picaresca cubana, otro forista dice que en este caso, por ejemplo, el comentarista Héctor Rodríguez debe renovar sus espejuelos porque evidentemente no ve ya que en algo que estaba claro (el out) dijo: “parece que lo toca”.

Sin dudas con la consulta del video árbitro muchos de estos cuestionamientos quedarían sin fundamentos. Pero bien, el béisbol cubano espera por la implementación reglamentaria de este tipo de decisión técnica, sobre en juegos y jugadas candentes.

Negarla es no rejuvenecer las reglas oficiales del béisbol, es negar también el uso de las nuevas tecnologías a favor del espectáculo.

Obviamente, no existen razones que limiten la implementación de este tipo de decisión mediante cámaras. Las existentes al respecto están un poco débiles a estas alturas, pues sí algún día se dijo que el análisis de imágenes en reposición pudiera extender más los partidos, pudiera ser como lógica probable, pero también las decisiones arbitrales demoran partidos. No se trata entonces de humanos o máquinas, solo de sensatez.

NOTICIAS DEL BÉISBOL CUBANO EN  NOTIBÉISBOL

“Los titubeos de Don Diego Velázquez”

Yunior García Ginarte / yunior@rbayamo.icrt.cu 
A 496 años de la fundación de la Segunda Villa Cubana una incógnita inquieta a algunos historiadores. ¿Fue San Salvador en Guacanayabo, en Yara, en Bayamo…?

Ludin Fonseca, actual historiador de la ciudad, sostiene su versión fundamentada en lo que él ha llamado los “titubeos de Don Diego Velázquez”.
San Salvador de Guacanayabo
-La idea que había planteado Velázquez al Rey era establecer la villa en Guacanayabo y las embarcaciones vendrían para ese sitio.
Allí supuestamente las tropas españolas darían la bienvenida a las naves procedentes de Europa.
Debía existir una iglesia, guarnición y todo lo demás. Pero en realidad el adelantado se da cuenta que había cometido un error.
El por qué del titubeo
-En el Bayamo de 1513 encuentra cierto esplendor. Existía un núcleo poblacional de más de 7 mil aborígenes, los cuales de conjunto con españoles, ya radicados, producían alimentos.
Aquí estamos hablando de agro-alfareros a los que no hubo que enseñar a trabajar. El Guacanayabo por su parte estaba poblado por cazadores y pescadores que había que adecuar a las nuevas condiciones.
Es cuando el conquistador se da cuenta otra vez de su desacierto, pero también comprende que no podía quedarse en Bayamo, o sea no podía establecer San Salvador en Bayamo por sus compromisos previos con la corona española.
De ahí que tiene la necesidad de continuar hacia la costa del Guacanayabo, donde funda en noviembre la segunda villa cubana con el nombre de San Salvador.
Sigue la polémica
– Se ha polemizado mucho de la fundación y lo cierto es que todavía resulta una gran incógnita.

En primer lugar: El único documento que habla sobre esto es la Carta de Relación de Diego Velázquez y no menciona la fecha ni el lugar exacto de la fundación de la Villa.
San Salvador de Yara

– Serán muchos años después que el historiador Roberto Mateizán tiene la decisión de decir que fue el 5 de noviembre de 1513.
En Cuba las restantes villas unieron en su titulación el toponímico aborigen y el nombre del Santoral católico. Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa, Santiago Apóstol y así respectivamente.
Cuando funda la segunda villa la nombró San Salvador sin la designación aborigen y todo eso ha contribuido a la incógnita que durante mucho tiempo.
El historiador Mateizán afirma que se fundó en Yara, pero lo cierto es que son documentos contemporáneos o sea que le debemos a los historiadores la ubicación. Pero esa información no existe pues el archivo de indias se destruyó.
Para la historia San Salvador de Bayamo
-San Salvador se convirtió en el puerto oficial entre Cuba y la península. Pero en 1515 el rey considera el traslado del punto oficial de contacto hacia Trinidad.
Al perder San Salvador la función de puerto y la condición de sede de la Casa de fundición del oro, se produce la diáspora del núcleo primigenio de la villa. Muchos retornaron entonces a su lugar de origen.

Sin embargo no había otro centro poblacional que tuviera la hegemonía de Bayamo al existir gobierno, iglesia… Existían las condiciones políticas y sociales y económicas
A partir de 1519 es que aparece la primera referencia de título de San Salvador de Bayamo, pero creo que fue mucho antes.

Hoy cuando la gente habla de la Fundación de la Segunda Villa Cubana se refiere a San Salvador de Bayamo. Es lo que ha perdurado: se festeja hoy el 496 Aniversario, orgulloso de ser cuna de la nacionalidad cubana por su trascendencia dentro de la historia patria al iniciarse aquí las guerras por la independencia  entre otros hechos glorias. Fue aquí se forjó el crisol de la nacionalidad cubana.

Referencias de fotos.
foto  1 Centro histórico de la ciudad de Bayamo, en primer plano la casa natal de Carlos Manuel de Céspedes, el padre de la patria.
foto 2. Ventana de Luz Vázquez, lugar donde se entonó la Bayamesa, considerada la primera pieza en la colección popular del género trovadoresco en Cuba.
foto 3. Pórtico del primer cementerio al aire libre de América Latina. Sus ruinas se conservan hoy en el centro histórico de Bayamo.